Desachate 2015 Ciudad Vieja

Por qué un Desachate en Montevideo. Para probar.

Se viene la edición 26 de un evento fundamental para los publicitarios uruguayos. Que está buenísimo. Que es divertido. Que es piropeado por todos y cada uno de los extranjeros que han venido. Que es la excusa perfecta para salir de la rutina por un rato. Que es el parate que nos damos para volver al laburo con unas ganas enormes de comernos la cancha.
Es. Es. Es.
Pero el tiempo desgasta, nos pone perezosos, nos acurruca en un sillón. En la cama del hotel. Nos saca sorpresa. Nos quita efervescencia. Nos hace caminar por lugares seguros y conocidos.
Siete u ocho buenas conferencias. Cuatro o cinco frases memorables. Un buen hotel. Alguna sorpresa. Dos fiestas, alguna nueva anécdota. Entregamos los baleros y listo. Un lobby. Dos lobbies. Treinta y tres lobbies.
Todo muy lindo. Está bueno. Funciona, seguro. Hace 25 años que funciona y está buenísimo.
Pero en estos 25 años pasaron un montón de cosas. Cinco gobiernos de tres partidos diferentes.
Lo digital que se nos venía, ya convive a diario en nuestras campañas. No había centrales de medios, tablets, smartphones, Youtube, Facebok, Twitter, Instagram. Los diarios y las revistas se leen, se ven y se escuchan. Hay Angry Birds, Psy, El misterio del video de los huevos kinder… Ley de medios.
Sucedió en estos 25 años que pasamos de ser 480 a 220 personas.
El Desachate está buenísimo. Y cada vez está buenísimo para menos personas.
El encierro, la lejanía, creemos, le ha impedido al Desachate tener un lugar más relevante dentro del mercado. ¿Para quién si no, es el Desachate? Para los publicitarios. Pero el Desachate es casi desconocido para anunciantes, estudiantes y consumidores. Unas mil quinientas personas estudian y trabajan en publicidad. Todos deberían ser parte del Desachate. Una herramienta poderosa que los publicitarios uruguayos nos dimos para mejorar. Para hacer sinergia.
Para pensar sobre lo que estamos haciendo. Para entender.
Por eso queremos probar. Probar cambiarlo. Porque venimos de un Desachate Cero.
Que fue refundacional. Que estuvo increíble. Que probablemente expresó uno de nuestros mejores desempeños en este formato. Es el momento apropiado para probar. Para romperlo. Y volverlo a armar. Y volver a romperlo. Leandro Raposo el año pasado también nos dijo esto de nosotros mismos. Somos unos desachatadores en serie. Probemos desachatar el Desachate.
Más cercano. Más cerca. Un Desachate en Montevideo, más accesible para todos. Un Desachate que no duerma. Que no nos dé una cama en un hotel. Un Desachate que nos duela.
Que nos incomode. Que discuta, que nos haga discutir. Que nos haga compartir.
Probemos. Ojalá el presidente del siguiente Desachate esté leyendo esto.
Ojalá vaya y no esté de acuerdo. Y pruebe volver a probar.
Si eso pasa, es que el Desachate está más vivo que nunca.

Mauro Ferraro - Presidente del Desachate 2015
Marco Caltieri - Presidente del C.U.P.